Histórico Concurso Nacional de Poesía “Juegos Florales y poéticos” renace en Viña del Mar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En diciembre del año 1914 se realizaron los Juegos Florales y Poéticos en Santiago, resultando ganadora del máximo trofeo, “la Flor Natural”, de nuestro Premio Nobel de Literatura Gabriela Mistral, con “Los sonetos de la muerte” y en 1921 el ganador fue Pablo Neruda con “La canción de la fiesta”.

Hoy, 100 años después de este hito, La Municipalidad de Viña del Mar, el Centro de Extensión del Senado de la República de Chile, la Universidad Viña del Mar y la Corporación Cultural de Viña del Mar, convocan a una nueva versión de los Juegos Florales y Poéticos 2014.

Así lo informaron este mediodía la Alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, junto al Rector (s) de la Universidad Viña del Mar, Marco Vega, el Director del Centro Cultural del Senado, Antonio Horvarth y el Presidente de la Corporación Cultural de Viña del Mar, Luis Bork, en el lanzamiento de la actividad realizada en el castillo Wulff.

«En un año, particularmente duro para muchos chilenos que han sufrido el rigor de la naturaleza, llevando la tragedia a muchos hogares del país, anunciar un evento cultural como los Juegos Poéticos y Florales es llevar una luzde esperanza y entregar una señal clara de que vienen tiempos mejores. Es por ello que felicito a todas las instituciones que se han unido en materializar esta iniciativa y hago un llamado a participar en el concurso poético y sumarse a todas las actividades que forman parte de esta amplio programa», señaló la alcaldesa Virginia Reginato.

La iniciativa nace entonces como un homenaje a Gabriela Mistral, en conmemoración a su aparición hace un siglo en los círculos literarios chilenos y también como una forma de recuperar el patrimonio cultural, artístico y literario de Chile.

Por su parte, el Rector (s) de la Universidad Viña del Mar, Marco Vega, enfatizó “para la Universidad Viña del Mar resulta particularmente importante vincularnos con esta iniciativa que se traduce en definitiva en la recuperación de parte del patrimonio cultural intangible de la nación, en una instancia que sin duda contribuye a formar nuestra esencia y nuestro espíritu nacional”.

En el marco de los Juegos Florales y Poéticos 2014, se desarrollarán en Viña del Mar una serie de actividades como: el Concurso Nacional de Poesía, la exposición en homenaje a Gabriela Mistral, conciertos, presentaciones de libros, conferencias, intervenciones urbanas y una exposición floral.

Podrán participar en este concurso, todos los ciudadanos chilenos residentes en el país o el extranjero. Los candidatos deberán remitir una propuesta no menor a 300 versos, distribuidos en uno o varios poemas, con tema libre, de carácter inédito y sin haber sido publicados con anterioridad en ningún medio. Existirá un premio único al primer lugar consistente en 5 millones de pesos y se publicará un libro con los poemas premiados, además de una selección de las diez obras finalistas. Los resultados son inapelables y serán publicados oficialmente a través del Diario “La Segunda” y difundidos nacionalmente por TV Senado.

El evento será oficialmente abierto el 15 de junio del año 2014 y se cierra la medianoche del 15 de agosto del 2014. Existirá un jurado técnico que preseleccionará las obras y que velará por el cumplimiento de las normas del concurso que estará presidido por el poeta Premio Nacional de Literatura, Raúl Zurita; la Directora de la Biblioteca Nacional de Chile, Ana Tironi y el académico, Manuel Jofré, de la Universidad Viña del Mar.

Cada postulante deberá enviar sus poemas, con el respectivo título y pseudónimo al correo: gabrielamistral2014@uvm.cl. Asimismo, deberá remitir sus datos personales (nombre completo, pseudónimo, rut, correo electrónico, teléfono, dirección, país, edad, profesión y/o actividad), más una breve síntesis curricular, de no más de 6 líneas al correo juegosflorales2014@uvm.cl.

Reseña de Los Juegos Florales y Poéticos
A comienzos del siglo pasado, a partir de 1905, se renovó en Chile la idea de realizar los juegos florales, que coincidían con la instalación de la primavera. Esta tradición de los juegos florales es parte de la cultura latina popular, desde dos siglos antes de nuestra era. En Roma había era un festival celebrado en honor de la diosa Flora, a fines de abril y comienzos de mayo.

Los juegos florales son una celebración relacionada con los antiguos carnavales que marcaban las diferentes estaciones del año y particularmente, de los procesos agrícolas, y son parte, en consecuencia, de los fenómenos cósmicos que se celebraban religiosamente.

En Chile, este festival se vio primeramente vinculado con la celebración del Centenario de la República, en 1910. La ciudad de Santiago retoma los Juegos poéticos y florales, en un concurso de poesía organizado por la Sociedad de Artistas y Escritores de Chile, donde resulta ganadora Lucila Godoy Alcayaga, el 22 de diciembre de 1914.

El Jurado fue presidido en esa ocasión por Manuel Magallanes Moure, acompañado de Miguel Luis Rocuant y Armando Donoso. Desde ese reconocimiento en adelante, la joven poeta se mantuvo escribiendo con el nombre de Gabriela Mistral. Obtuvo el Premio denominado la Flor Natural, la Medalla de Oro y la Corona de Laurel, participando con los dolorosos y biográficos “Sonetos de la muerte”.

En ese momento, Gabriela Mistral tenía 25 años de edad y era profesora de castellano del Liceo de Los Andes. Venía usando ese pseudónimo desde 1908. Sin embargo, en la premiación, en el Teatro de Santiago, después Teatro Municipal, prefirió mantenerse anónima y no se presentó a recibir el premio. El poeta Víctor Domingo Silva debió leer los poemas que habían recibido la distinción máxima. Asistía el entonces Presidente de la República, Ramón Barros Luco.

En años posteriores, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile comenzó a organizar en Santiago las Fiestas de la Primavera, a partir de ver como otros países latinoamericanos celebraban este ritual anual, que aún se continúa en muchas ciudades latinoamericanas y europeas. De esta manera comenzaron a popularizarse también los corsos de flores.

En 1921, Pablo Neruda gana los Juegos Florales de la Primavera, organizados por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

Por su parte, Viña del Mar, posteriormente, con su comunidad española, comenzó a celebrar el 23 de abril la rememoración de Cervantes, regalando ejemplares de El Quijote de la Mancha y también el libro de los Juegos Florales.

Posteriormente, en Chile, diversas instancias y ciudades han intentado recuperar la tradición de los Juegos Florales. A partir del año 2014 el Centro de Extensión del Senado y la Universidad Viña del Mar, organizan un Concurso Nacional de Poesía para recuperar esta tradición, con la colaboración de la Municipalidad de Viña del Mar y de la Corporación Cultural de Viña del Mar. De esta manera esperan conmemorar los cien años del Premio que recibiera en ausencia, Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura de 1945.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: